Prevención y mantenimiento en instalaciones que suponen un riesgo en Legionella.

Un adecuado mantenimiento de nuestras instalaciones es vital para la prevención del riesgo de Legionella. Como responsables de las instalaciones hemos de reforzar todas las medidas de prevención posibles y coordinar con profesionales competentes del sector, la puesta a punto necesaria para evitar la Legionella. Hay que evitar las condiciones ambientales que favorecen la colonización y multiplicación de la Legionella en nuestras instalaciones, como son temperaturas de entre 25 y 45ºC, aguas estancadas y sin

Consideraciones sobre ACS y AFCH en el RD865/2003, de 4 de julio, para la prevención y control de la legionelosis.

El Real Decreto 865/2003 que está en fase de renovación, indica en su anexo 3 toda una serie de actuaciones a realizar con referencia al ACS (agua caliente sanitaria) y AFCH (agua fría de consumo humano) que hemos de tener en cuenta si queremos que nuestra instalación cumpla con la normativa. Cuando hacemos referencia a la instalación en general, ésta debe revisarse anualmente y comprobar el funcionamiento de todos sus elementos, para que éstos estén en un estado de correcto