A finales del mes de junio asistimos a unas jornadas técnicas, muy interesantes, organizadas por Anecpla, Aqua España y Fedecai que trataban sobre “Actualización Norma UnE 100030. Nuevo marco de Prevención y Control de Legionella”.

 

Cada año, más de un millar de personas se ven afectadas por Legionella en España. Sólo hace unos días teníamos noticias de un brote a Blandas que ya ha causado una muerte.

 

Es por ello que hemos creído interesante hacer mención en nuestro blog, de esta nueva normativa para mejorar las actuaciones en las instalaciones de cara a garantizar la salud pública, y en definitiva, para mejorar la prevención y control de la Legionela en instalaciones que pulvericen agua.

 

La nueva actualización de la norma UNE 100030 fue publicada este mes de abril pasado y sustituye la vigente desde el 2005 que cita el RD 865/2003.

 

Hitos principales:

 

Ajustarla a las necesidades del mercado.

 

Avanzar clarificando la clasificación de los equipos de riesgo.  La clasificación de las instalaciones como de alto riesgo y bajo riesgo ya ha quedado obsoleta.

 

Precisar de manera más detallada los protocolos de actuación y desinfección a seguir por la prevención y control de la Legionella.

 

 

Basada en la experiencia práctica y en el desarrollo tecnológico que ha tenido lugar durante estos 12 años desde la norma anterior, además de tener en consideración guias técnicas europeas e internacionales, un equipo multidisciplinario de ingenieros, biólogos, químicos… profesionales expertos en todos los ámbitos profesionales del mundo de la Legionela han trabajado durante más de dos años y medio para actualizar la norma del 2005.

 

La nueva norma tiene unos puntos muy interesantes que queremos comentar:

 

En primer lugar se define un PPCL y como tiene que ser su contenido.

 

Se desarrollan especialmente, las instalaciones de torres de refrigeración, agua sanitaria y spas y también se incluyen nuevas instalaciones de riesgo como por ejemplo los humidificadors de bares y terrazas.

 

Se indican criterios técnicos tanto en fase de diseño y montaje, como en fase de explotación de las instalaciones mencionadas.

 

Se señalan nuevos protocolos de actuación y desinfección en mesas resumen muy detallados (muestreo, análisis de agua, programas de limpieza y desinfección, programas de revisión de instalaciones).

 

Se especifica con detalle el protocolo de toma de muestras, transporte de muestras, ensayos microbiológicos y fisicoquímicos, otros métodos de cultivo, generación de informes analíticos.

 

Para aumentar la profesionalidad del sector se detalla la solvencia técnica de las empresas del sector de la prevención y control de Legionella. Requisitos en cuanto a formación del personal titular de la instalación.

 

El objetivo final de la norma es:

 

1.Garantizar un correcto mantenimiento de las instalaciones de ACS para no poner en riesgo la salud de las personas.

 

2. Ser una normativa de gran utilidad y referencia para los titulares de las instalaciones, laboratorios, empresas de mantenimiento y tratamiento de aguas, empresas de servicios a terceros, ingenierías y consultores en general.

 

3.  Es una oportunidad para complementar aspectos técnicos actuales que no están contemplados en la legislación estatal, autonómica vigente en prevención y control de Legionella, ni a las Guías Técnicas del Ministerio de Sanidad.

 

Según la comunicación recibida recientemente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Norma UNE 100030:2017 se aplicará en los términos establecidos en el artículo 6 del Real decreto 865/2003 sin que sea necesaria la modificación del mismo puesto que la UNE 100030:2017 sustituye y anula la norma anterior.

 

El Ministerio concluye,pues, una vez consultada  la Abogacía del Estado del Ministerio de Sanidad, que sin tener que modificar el mencionado Real decreto, la nueva Norma será de aplicación directa con carácter complementario al RD 865/2003, en todo aquello que no lo contradiga.