Como ya hemos dicho en otras ocasiones, el artículo 6 de Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, hace referencia a las “Medidas preventivas: principios generales”. Se basa en dos principios fundamentales, siendo el segundo de ellos “evitar las condiciones que favorecen la supervivencia y multiplicación, mediante el control de la temperatura del agua y la desinfección continua de la misma”.

 

Nuestro equipo Legiopack, controla la temperatura y desinfecta el agua del circuito ACS.  La principal característica que aporta este sistema, es la producción de agua caliente sanitaria pasteurizada a 70ºC durante dos minutos, para la eliminación de la Legionela. Se pasteuriza constantemente toda el agua de entrada, fría o sobrecalentada, de forma que se impide una posible contaminación por este medio de la bacteria a nuestra red interna de distribución.

 

Al mismo tiempo y como principal función preventiva, toda el agua de regreso proveniente de la red interna de la instalación, se somete también a la mencionada pasteurización. Por lo tanto, ante instalaciones previamente contaminadas, se procede a eliminar todas aquellas poblaciones bacterianas presentes en nuestro caudal recirculante evitando una posible concentración peligrosa de las mismas. Para este fin, es muy importante eliminar todos los tramos muertos donde no circule correctamente el agua.

 

Al tratarse de un tratamiento térmico, sin aditivos químicos, el sistema Legiopack no altera las propiedades físico-químicas del agua.