El Centro Nacional de Epideomiología, dependiente del Instituto de Salud Carlos III, realiza unos informes regularmente, sobre los datos que se van recopilando de los brotes de legionelosis aportados por las diferentes CCAA y que son de declaración obligatoria desde 1996.

 

Estas enfermedades de declaración obligatoria son las que se consideran de gran importancia para la salud pública.

 

La notificación obligatoria permite recoger datos estadísticos que muestren la frecuencia con la cual ocurre la enfermedad, lo cual, a su vez, ayuda a los investigadores a identificar las tendencias de la enfermedad y a rastrear los brotes de la misma. Esto puede ayudar a controlar brotes futuros.

 

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, la legionelosis una enfermedad de origen ambiental que se transmite al ser humano a través de aerosoles de agua contaminada con la bacteria Legionella pneumophila.

 

Como  indica el Centro Nacional de Epidemiología en su último informe realizado en el 2011:

 

“La relevancia de esta enfermedad, desde el punto de vista de la salud pública, viene dada por su frecuente presentación en forma de brotes, tanto comunitarios como nosocomiales; su letalidad, especialmente en personas de edad avanzada o con enfermedades subyacentes; su impacto en la economía, especialmente, en las comunidades autónomas con turismo y la posibilidad de prevención mediante el control de las instalaciones que utilizan agua.”

 

Aportamos a continuación una actualización de los brotes de legionelosis notificados a RENAVE (Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica):

 

En el informe se indica,

 

“En los último diez años se ha declarado a La red Nacional de Vigilancia Epidemiológica una media anual de 1.263 casos de legionelosis (tasa anual media de 2,9 casos por 100.000 habitantes). La tendencia, aunque con ligeras oscilaciones, se ha mantenido estable en los últimos años y en 2011 ha descendido claramente. El Incremento en el periodo de 1997 a 2000 se debe a la implantación progresiva de la notificación de legionelosis en las CCAA y a la introducción de técnicas rápidas de diagnóstico como la detección de antígeno en orina a finales de la década de los noventa (Figura 1).”

 

Figura 1

 

Se continua,

 

“Durante el periodo 1999 a 2011 se declararon 597 brotes de legionelosis (Figura 1). En total resultaron afectadas 3.785 personas de las que 3.144 requirieron hospitalización (83%). Se produjeron 155 fallecimientos, la letalidad global fue de 4,1%.

Para la interpretación de los resultados hay que tener en cuenta que Cataluña ha notificado 287 brotes de los 408 brotes comunitarios (70%). La mayor parte de ellos son de 2 y tres casos y para en los que no se halla la fuente de infección.

 

Figura 2

 

En 2011 se notificaron 40 brotes, 17 menos que en 2010. El descenso afectó a todos los ámbitos excepto a los nosocomiales. Los brotes más frecuentes fueron los que se produjeron en el ámbito comunitario (408 brotes), 36 fueron nosocomiales y 153 se asociaron a viajes, 62 de éstos fueron declarados por la red europea de vigilancia de legionelosis asociadas a viajar (hubo, al menos, un turista extranjero entre los afectados). La letalidad fue mayor en los brotes nosocomiales (22,6%) y la más baja se dio en los brotes comunitarios (3,0%) y los brotes en viajeros españoles (2,9%). La letalidad en los brotes con viajeros extranjeros fue del 7,7%, un porcentaje 2,2 veces superior a la letalidad en los brotes de viajeros españoles (Tabla 1a).”

 

Tabla 1 a

 

Desde Micronela aportamos soluciones para la eliminación definitiva de la legionela en las instalaciones de agua sanitaria con nuestro equipo Legiopack.  Efectivo y con un funcionamiento contrastado en más de 100 instalaciones.